es  fluideco@fluideco.com     +34 913 165 758
es  fluideco@fluideco.com     +34 913 165 758

Zonas Atex: qué son y cómo hacer prevención en ellas

Fluideco > Fluideco > Zonas Atex: qué son y cómo hacer prevención en ellas

Cuando hay gases o polvos en el ambiente, que puedan provocar una explosión del aire, se dice que es una zona Atex. Ocurre en el momento que se acumulan y mezclan con la atmósfera sustancias inflamables en forma de gases, vapor, niebla o polvo.

Tras la ignición, estas explosiones suelen ser violentas y ardientes. El fuego se propagará por el aire hasta donde llegue la mezcla explosiva, causando daños importantes.

Se trata de una explosión producida por una reacción de combustión exotérmica que da lugar a una propagación inmediata de llamas.

En algunos tipos de industrias es un riesgo que ya se ve normal, como en el sector petrolero, gasífero y energético, por lo que desde hace años existen normas para prevenir explosiones en estas zonas Atex.

Las primeras directivas europeas que establecieron los requisitos de protección y seguridad en atmósferas explosivas o Atex fueron publicadas hace más de una década. Pero requieren revisiones constantes, porque puede haber situaciones desconocidas o cuyas sugerencias no han tenido el mejor resultado.

En España, la prevención en las zonas Atex se rige por la Directiva 2014/34/UE y el Real Decreto 681/2003, de junio de ese año. Allí se detallan las normas de protección de la salud y la seguridad de los trabajadores expuestos a los riesgos derivados de atmósferas explosivas en el lugar de trabajo.

El empresario es el principal responsable de aplicar medidas de prevención en las zonas Atex. Son acciones técnicas y organizativas que se complementarán o combinarán en caso de que haya una explosión.

Lo primero es evaluar los riesgos de explosión, y elaborar un documento de protección contra explosiones y clasificar las áreas en las que pueda formarse una zona Atex.

Pero la acción más importante es evitar el riesgo de formación de atmósferas explosivas. Por lo que debe evitar, de acuerdo con el Real Decreto 681/2003, la presencia de sustancias inflamables y la mezcla de estas sustancias con el aire. Claro que no en todos los casos esto es posible. Entonces corresponde evaluar el riesgo, identificando todas las sustancias susceptibles de formar una zona Atex, analizar las instalaciones, procesos industriales, equipos, y especialmente los puntos y las actividades donde las sustancias inflamables que intervienen se pueden mezclar con el aire.

Otra acción es estudiar las interacciones entre equipos, instalaciones, procesos y actividades que puedan dar lugar a mezcla de sustancia inflamable con el aire.