Sistema hidroneumático: ¿cómo funciona?

Fluideco > Dosificación química > Sistema hidroneumático: ¿cómo funciona?

La labor del sistema hidroneumático es fundamentalmente la distribución de agua de las redes locales a presión estable

Estos sistemas se utilizan para evitar la construcción de tanques elevados que proporcionen dicha presión adecuadamente. Se trata de un sistema cuyo uso es tanto comercial como doméstico en cuanto a abastecimiento y distribución.

Por tanto, el uso del sistema hidroneumático abarca desde pequeñas industrias a edificios rurales, pasando por pequeños comercios o casas particulares.

Funcionamiento

Para que un sistema hidroneumático funcione es necesario utilizar agua y aire a presión, ya que son sistemas basados en el principio de compresibilidad. Por tanto, su funcionamiento comienza en el momento en el que se suministra el agua al tanque de almacenamiento por parte de la empresa de aguas. El proceso de funcionamiento se produce de la siguiente manera.

En primer lugar, se suministra el agua al tanque de almacenamiento, donde se encontrará acumulada hasta que la bomba comience a funcionar. Cuando la bomba se pone en marcha el tanque hidroneumático comienza a realizar su función. De este modo, el aumento del nivel de agua del tanque hace que el aire se comprima en el interior del recipiente.

Cuando la presión del tanque alcanza un límite que está establecido en el interruptor de presión, la bomba deja de funcionar hasta que el tanque esté completamente lleno. En el proceso contrario, cuando el agua se va utilizando, el nivel dentro del tanque hidroneumático va descendiendo de igual forma. También disminuye por tanto la presión del presostato o interruptor de presión. Esto hará que se cierre un circuito.

Cuando el nivel del agua descienda hasta que el tanque esté vacío de nuevo, la presión aumentará, de tal forma que se vuelve a cargar el tanque con agua, de la misma forma que al comienzo de su funcionamiento.

Te puede interesar ✅  ¿Qué es una bomba peristáltica?

Los modernos sistemas hidroneumáticos disponen de bombas accionadas mediante variador de frecuencia, de tal manera que las bombas pueden dar un mayor o menor caudal. De esta manera se consigue que el depósito hidroneumático sea más pequeño, que la presión de agua de red sea más constante, que las bombas tengan menor número de arranques y paros y principalmente un gran ahorro energético.

Dependiendo del tipo de sistema hidroneumático que se utilice, en el interior del tanque se utilizará una ventosa para separar el agua del aire. En otros casos, también encontraremos una bolsa de goma en la que se almacene el agua y otra en su exterior, que será donde se almacene el aire.

Si se produjese una avería como una rotura en la bolsa de goma o en la ventosa que separa el agua y el aire, el tanque perderá agua o el presostato se desajustará. Esto hará que se produzcan ciertos fallos como un funcionamiento constante (sin ciclos) o que arranque el nuevo circuito sin haber terminado el anterior.

Para prevenir este tipo de averías en el sistema hidroneumático, lo mejor es asegurarse de vez en cuando del correcto funcionamiento del tanque o controlar el presostato y los niveles de presión. De este modo podremos saber con antelación si se produce algún cambio inesperado en alguno de los elementos.

Dependiendo del tamaño del sistema hidroneumático podrá contener más o menos litros, por lo que deberás tenerlo en cuenta según su función a la hora de elegirlo. Pueden llegar a contener hasta 100 mil litros.

¿Por qué usar un sistema hidroneumático?

Si hablamos a nivel doméstico, el agua suministrada por las redes municipales no suele cumplir con la presión necesaria para cubrir las necesidades básicas. Puedes notarlo en lugares tan habituales como la ducha o los grifos de tu hogar, e incluso en la lavadora. Un sistema hidroneumático permite que el agua adquiera la presión necesaria gracias a su funcionamiento, explicado anteriormente, además de evitar tener que instalar grandes tanques en la parte alta de los edificios para facilitar la caída del agua.

Te puede interesar ✅  Los sistemas de dosificación química cada vez más frecuentes en las calderas de vapor

A continuación, vamos a hablar de cuáles son las ventajas y desventajas del sistema hidroneumático. Puedes encontrar más información al respecto aquí.

Ventajas y desventajas del sistema hidroneumático

Ventajas del sistema hidroneumático

• Las principales ventajas de un sistema hidroneumático es que se puede regular la presión de las bombas para poder adecuarla al uso que le demos al propio sistema, tanto industrial como particular.
• Además, permite mantener una reserva de agua ya presurizada para aquellos casos en los que haya un corte de energía general.
• Este tipo de sistemas evita tener que instalar tanques en los techos o en las zonas altas de los edificios (tanto particulares como industriales), por lo que no sobrecarga la estructura general y además evita que se produzcan humedades.
• Por otro lado, genera una presión adecuada en todos los niveles por lo que ayuda a que los dispositivos que requieren agua tengan un mayor rendimiento.

Desventajas de un sistema hidroneumático

En cuanto a las desventajas de un sistema hidroneumático, si podemos hablar de alguna respecto a otros sistemas, es que para su funcionamiento necesitan electricidad, por lo que en ciertas ocasiones pueden quedar desabastecidos de energía. Sin embargo, como ya hemos comentado en el punto anterior, muchos sistemas hidroneumáticos llevan una reserva que permite continuar con su actividad.

Si deseas más información al respecto del sistema hidroneumático puedes consultarla aquí