es  fluideco@fluideco.com     +34 913 165 758
es  fluideco@fluideco.com     +34 913 165 758

¿Cuáles son los principales usos del ácido sulfúrico?

Fluideco > Dosificación química > ¿Cuáles son los principales usos del ácido sulfúrico?

El ácido sulfúrico es el compuesto químico que más se produce en todo el mundo. Su fórmula química es H2SO4, y se trata de un compuesto extremadamente corrosivo; esto lo convierte en un elemento muy común en la industria. Hoy te contamos cuáles son los principales usos del ácido sulfúrico y qué propiedades tiene este compuesto químico tan abrasivo.

La producción de ácido sulfúrico es tan elevada a nivel mundial, que se utiliza como medidor de la capacidad industrial de los países.

La gran mayor parte de este compuesto se emplea en la industria petroquímica o para la producción de fertilizantes, como veremos a continuación, pero es tan corrosivo que no es recomendable su uso en casa.

Propiedades del ácido sulfúrico

Algunos de los principales usos del ácido sulfúrico se deben a algunas de las propiedades que tiene este compuesto y que lo convierten en necesario para algunos procesos industriales.

El descubrimiento de este químico tiene relación con el alquimista Jabil ibn Hayyan, cuando estaba intentando mezclar sulfato de cobre y sulfato de hierro.

Podemos decir que el ácido sulfúrico se obtuvo de forma industrial por primera vez en Inglaterra, siglo XVIII, utilizando el métido de “cámaras de plomo”.

Este compuesto químico es uno de los ácidos más fuertes. Su acción corrosiva afecta a casi todos los mestales existentes y los tejidos.

Su densidad es superior a la del agua, es soluble en esta y normalmente solemos encontrarlo diluído.

El ácido sulfúrico tiene la capacidad de deshidratar la madera y en general cualquier materia orgánica, llegando a carbonizarla.

Se trata de un compuesto muy peligroso, especialmente si lo juntamos con carburos bromatos y metales en polvo entre otros, por las reacciones que ocasiona.

Una de la propiedades más destacadas del ácido sulfúrico es que tiene un punto de ebullición muy alto (337°C).

Los principales usos del ácido sulfúrico

Debido a su capacidad corrosiva, este químico se usa sobre todo a nivel industrial. No suele estar presente en productos domésticos, salvo en muy pequeña cantidad en algún desatascador u otro limpiador fuerte. No obstante, podemos encontrar este compuesto en diferentes elementos de uso cotidiano, aunque no sea directamente.

Fertilizantes

Si hablamos sobre cuáles son los principales usos del ácido sulfúrico, no podemos obviar los fertilizantes. Se trata de uno de los más importantes.

Los fertilizantes que contienen fosfato se elaboran principalmente con ácido sulfúrico, produciendo el ácido fosfórico, que es mucho más seguro de manipular.

Otro fertilizante que se utiliza de forma doméstica y podemos encontrar en cualquier tienda de jardinería, es el sulfato de amonio, también elaborado con ácido sulfúrico.

Baterías de los automóviles

Las baterías de los coches son capaces de producir energía gracias a la reacción química creada entre el plomo y el ácido sulfúrico. Estos dos compuestos, combinados, forman otro compuesto pasivo.

A medida que ocurre la reacción entre el ácido sulfúrico y el plomo, la batería va perdiendo su carga y finalmente habrá que sustituirla por otra.

Algunas baterías recargables también pueden contener ácido sulfúrico, aunque acompañado por otros compuestos que ayudan a revertir la reacción, haciendo que la batería no se estropee y pueda volver a cargarse.

Limpiador de desagües

Como hemos comentado anteriormente, algunos productos de limpieza pueden llevar ácido sulfúrico. Los limpiadores de desagües con base de este compuesto son productos muy abrasivos que pueden producir quemaduras en la piel si se usan de forma inadecuada y sin protección.

Refinería de petróleo

El ácido sulfúrico se usa de forma habitual para el proceso de refinación del petróleo, ya que el petróleo tal cual necesita un ácido como catalizador.

Esperamos que este post sobre los principales usos del ácido sulfúrico te haya resultado interesante. ¡Nos vemos en el próximo!